Rebajas de Verano: 30% de descuento en TODOS los muebles de la tienda.

loc-white
Mi cuenta
Cuidado y Limpieza
Cómo cuidar y limpiar tus muebles
Ahora que abriste las puertas de tu hogar a Ashley HomeStore, seguramente querrás disfrutar de tus muebles por muchos años. Para ello, te recomendamos que cuides y limpies correctamente tus muebles. Esta guía práctica es para todos los tipos de mobiliarios, tanto tapizados como pintados, incluidos colchones y tapetes.
 
Muebles tapizados en tela
Ofrecemos innumerables opciones de tapicería, desde cuero fino y alternativas sintéticas (imitación de cuero), hasta mezclas de algodón, nailon, poliéster, rayón y lana. Para tu referencia, nuestros productos tapizados tienen una etiqueta debajo de alguno de los almohadones del asiento o debajo del artículo mismo. La etiqueta incluye el código de limpieza universal que describe las mejores prácticas de limpieza recomendadas.
 
Los códigos universales de limpieza incluyen:
DC - Sólo limpieza en seco
E - Usar el Kit de cuidado del cuero Millennium
N - Usar el Kit de cuidado del cuero Millennium
N FBR - (tapetes de fibras naturales) Secar los derrames inmediatamente y absorber los líquidos con un paño blanco limpio o con toallas de papel. Frotar con una solución de una cucharadita de detergente suave y una cucharadita de vinagre blanco en un litro de agua tibia. No saturar.
S - Limpiar solo con un disolvente para limpieza en seco. No saturar. No usar agua. Los tejidos de pelo largo requerirán cepillado para restaurar su aspecto. Las fundas de almohadones no deben quitarse para limpieza en seco.
SW - Realizar limpieza localizada con champú para tapizados, con espuma de detergente suave o con disolvente suave para limpieza en seco. No saturar con líquido. Los tejidos de pelo largo requerirán cepillado para restaurar su aspecto. Las fundas de almohadones no deben quitarse para limpieza en seco.
W - Limpiar solo champú a base de agua o espuma para limpiar tapizados. No mojar en exceso. No uses disolventes para limpieza localizada. Los tejidos de pelo largo requerirán cepillado para restaurar su aspecto. Las fundas de almohadones no deben quitarse para limpieza en seco.
WS - Realizar limpieza localizada con champú para tapizados, con espuma de detergente suave o con disolvente suave para limpieza en seco. No saturar con líquido. Los tejidos de pelo largo requerirán cepillado para restaurar su aspecto. Las fundas de almohadones no deben quitarse para limpieza en seco.
X - No limpiar con limpiadores a base de agua o disolvente. Usar aspiradora o cepillo suave únicamente.
Lana - Secar los derrames inmediatamente con un paño blanco limpio o con toallas de papel.
 
Muebles tapizados en cuero
El cuero es imperfecto, allí radica su belleza. El cuero o el cuero "genuino" tiene marcas naturales, incluso variaciones de matiz y tono además de imperfecciones, rayones y arrugas; características que lo distinguen de los materiales sintéticos.
 
Algunas marcas pueden aparecer sobre la superficie del cuero. Su origen puede ser diverso, desde cicatrices curadas, rasguños con alambre de púas hasta "estrías" de la piel y picaduras de insectos. Esto no debe considerarse como un defecto bajo ningún punto de vista y tampoco afectará la durabilidad o la construcción de tu mueble. Dichas "imperfecciones" te garantizan que tu pieza es de cuero auténtico.
 
Ten en cuenta también que el patrón del cuero curtido y su color puede variar entre una piel y otra e, incluso, si pertenece a la misma pieza; esto hace que el cuero sea más interesante y exclusivo.
 
Cómo cuidar el cuero:
  • Quitar el polvo y usar aspiradora para limpiar entre las costuras y grietas.
  • Limpiar semanalmente con esponja húmeda o paño suave que no deje pelusas. No frotar,  limpiar suavemente.
  • No usar ni colocar objetos con filo sobre el cuero. El cuero es muy duradero; no obstante, no es a pruebas de accidentes o daños.
  • Evitar la luz solar directa sobre los muebles de cuero y mantener al menos a dos pies de distancia de fuentes de calor para evitar el desgaste y el agrietamiento.
  • No dejar periódicos o revistas sobre los muebles de cuero. La tinta podría transferirse al cuero.
  • No usar abrasivos; químicos agresivos; jabón para cuero "saddle soap"; limpiadores para cuero con aceites, jabones o detergentes; ni limpiadores domésticos comunes sobre los muebles de cuero. Usar únicamente los limpiadores para cuero recomendados.
  • Sigue las instrucciones del limpiador suave de cuero a utilizar. Los acondicionadores de cuero proporcionan una barrera contra las manchas y prolongan la vida del cuero. Antes de usar cualquier limpiador o acondicionador de cuero, pruébalo en un área oscura, no visible.
  • Una limpieza incorrecta puede anular la garantía del mueble de cuero.
     
Cómo remover manchas, derrames y marcas del cuero:
Marcas de agua: Las marcas de agua se pueden remover limpiando toda el área de punta a punta con un paño húmedo para que no queden sitios marcados.
Mancha de orina de mascotas: Recomendamos utilizar "Natural Miracle", disponible en las tiendas de mascotas, para limpiar las manchas de orina de mascotas y neutralizar el área. Sigue las indicaciones del producto. ten en cuenta que siempre que "laves" o limpies el cuero, debes hacerlo en toda la superficie, de punta a punta, de un extremo a otro, para que no queden marcas de agua. Si el cuero se seca de manera uniforme, no quedarán sitios marcados.
Manchas de tinta: Las barras para remover tinta sirven para quitar o reducir las marcas de tinta visibles en la mayoría de los cueros.
Manchas de grasa/aceite de comidas:Las manchas de aceite pequeñas se pueden tratar y eliminar exitosamente si se limpian de inmediato. Frota almidón de maíz (maicena) rápidamente con los dedos sobre la mancha hasta sentir el calor de la fricción. El calor afloja el aceite y permite que el almidón lo absorba antes que el cuero lo haga. Aspira o cepille para quitar el polvo. Repite hasta que la mancha desaparezca.
Marcas de agua: ¿Qué se necesita para quitar las marcas de agua? Agua limpia. En caso de aureolas o marcas de agua ocasionadas por la condensación del líquido de un vaso, humedece una esponja nueva con agua a temperatura ambiente; escurre bien la esponja. Comienza a humedecer el cuero donde está la marca y continúa hacia los extremos del almohadón. Que la humedad de la esponja se vaya reduciendo a medida que se aleja de la marca. No frotes, simplemente limpia.
 
Muebles de madera
Si se  trata de muebles enteramente de madera o de muebles combinados con partes de madera, partes sintéticas y chapa de madera, querrás protegerlos de todo daño y mantener su acabado y su aspecto perfecto y radiante por años. A continuación, algunos consejos para lograrlo.
 
Cómo cuidar los muebles de madera:
  • Usa un paño que no deje pelusas para lustrar los muebles de madera semanalmente.
  • Mantén el mueble alejado de fuentes de calor y del aire acondicionado para evitar que pierda la humedad; evite la exposición solar directa para prevenir la decoloración o el oscurecimiento de la madera.
  • Coloca fieltro debajo de las lámparas y otros accesorios para evitar rayones y marcas y cambia de lugar los accesorios para que no estén siempre en el mismo sitio.
  • Coloca manteles individuales y salvamanteles debajo de los platos y usa posavasos para las bebidas.
  • No dejes periódicos o revistas sobre las superficies de madera. La tinta de estos podría transferirse al acabado y dañar la madera.
  • No uses abrasivos ni químicos agresivos en los muebles de madera.
  • En caso de rayones en los muebles: Las ferreterías y las tiendas para mejoras del hogar venden marcadores y crayones de diversos colores para retocar los muebles. Estos marcadores y crayones son especiales para muebles y generalmente dan buen resultado al momento de retocar las imperfecciones.
 
Cómo limpiar manchas en los muebles de madera:
  • Para remover manchas de comida, primero, limpia la suciedad de inmediato. Lustra con un paño suave y limpio.
  • Para remover opacidades, frota la superficie con un paño embebido en una solución de una cucharada de vinagre en un litro de agua. Frota en la dirección de la veta hasta que la superficie quede completamente seca. Luego, pasa un aceite o lustre para muebles que no produzca acumulación de cera o que no tenga silicona, como por ejemplo, Guardsman o Heritage.
  • Para remover las aureolas de agua, prepara una mezcla de partes iguales de vinagre blanco y aceite de cocina y frota en la dirección de la veta.
  • Para remover cera, sebo o chicle, coloca un cubo de hielo sobre la cera o el chicle durante unos segundos para endurecer y solidificar la mancha. Limpia el agua a medida que el cubo se vaya derritiendo, para evitar las marcas de agua. Quita la cera o el chicle con los dedos tanto como sea posible y luego, raspa suavemente con el lado sin filo de un cuchillo de mesa para quitar el resto. Frota la mancha rápidamente con un paño humedecido en cera para muebles. Repite si es necesario.
Muebles de cristal
Nada mejor para realzar un ambiente que con la belleza y la transparencia del cristal. Por supuesto, también debes tener cuidado de no romperlo. Además, debes evitar que se opaque o se raye. Siguiendo unos pasos sencillos, tendrás muebles para largo.
 
Cómo cuidar los muebles de cristal:
  • No deslices objetos ásperos sobre el cristal. Podría causar rayones permanentes sobre la superficie.
  • No uses limpiadores abrasivos sobre el cristal para evitar rayones.
  • Antes de limpiar el cristal, quita el exceso de polvo y suciedad con cuidado para no rayar la superficie.
  • Para limpiar el cristal, elige limpiadores de vidrio no abrasivos o usa agua tibia y un paño suave que no deje pelusas. Escurre el exceso de agua y limpia la superficie. Seca de inmediato con un paño seco que no deje pelusas.
Muebles de metal
Ya sea para añadir un elemento rústico o para darle al mobiliario un toque moderno e industrial, en Ashley HomeStore, incorporamos piezas de metal de diversas maneras en nuestros muebles. Mayormente, el metal que encontrarás es de acabado brillante, para suavizar las superficies.
 
Cómo cuidar y limpiar los muebles de metal:
Cuando de limpiar metal se trata, menos es más. Por lo general, quitar el polvo periódicamente con un paño limpio y seco es suficiente.
No uses químicos abrasivos o limpiadores agresivos sobre los acabados metálicos, para evitar dañarlos.
Nota: los marcos de hierro o acero pueden oxidarse si están expuestos a humedad excesiva, particularmente en lugares de agua salada.
 
Muebles pintados
Los muebles coloridos y exclusivos, pintados a mano, expresan tu estilo personal de manera excepcional. Es importante ubicar estos muebles lejos de la luz solar directa para que el color y el brillo del acabado se mantenga radiante.
 
Cómo cuidar y limpiar los muebles pintados
Quita el polvo o limpia con un paño humedecido en agua una vez por semana. Asegúrate de no dejar agua en la superficie. Al secarse, el agua podría dejar marcas permanentes.
No uses químicos abrasivos o limpiadores agresivos sobre los acabados metálicos, para evitar dañarlos.
 
Sigue estos pasos para limpiar manchas/marcas:
Humedece un paño suave en una mezcla de agua caliente y detergente lavavajillas líquido. Escurre el líquido excedente del paño tanto como sea posible. Frota la superficie suavemente con movimientos circulares. Seca la superficie de inmediato con una toalla limpia y suave.
 
Muebles de mármol, pizarra y piedra natural
La piedra natural como el mármol y la pizarra aportan al ambiente un elemento orgánico exótico. Son universalmente admirados por sus cualidades particulares. Entre una pieza y otra, e inclusive en una misma losa, puede haber cierta variación de color. Las superficies de piedra pueden presentar hoyos y fisuras, semejantes a las grietas. Son el resultado de la inmensa temperatura y presión que formaron la piedra hace miles de años. Estas características no afectan su funcionalidad o durabilidad; por el contrario, realzan su belleza. Y, aunque el mármol, la pizarra y la piedra natural sin duda son muy duraderos, no significa que sean indestructibles.
 
Cómo cuidar el mármol y la pizarra
Limpieza general: Remoja una esponja o un paño limpio en agua tibia con unas gotas de líquido lavavajillas suave; escurre el exceso de líquido, limpia y seca la superficie de inmediato (con un paño seco). Para una limpieza más profunda, también puedes usar un limpiador para mármol.
  • Coloca posavasos debajo de los vasos, especialmente si contienen bebidas alcohólicas o jugos cítricos; coloca manteles individuales debajo de la vajilla, porcelana, cerámica, utensilios y otros objetos que podrían rayar la superficie de piedra.
  • No uses vinagre, blanqueador, limón, amoníaco, limpiadores multiuso o agentes limpiadores abrasivos (como Comet).
  • No uses limpiadores que contengan ácido, como los productos para limpiar baños, limpiadores de azulejos o bañeras.
  • No uses limpiadores alcalinos que no estén específicamente formulados para limpiar piedra natural.
  • No dejes charcos de agua sobre la superficie de mármol para evitar marcas.
  • Se recomienda realizar un pulido profesional para quitar marcas permanentes y restaurar el acabado natural de la piedra. 
  • Si optas por sellar el mármol, usa un producto de calidad y sigue las instrucciones de uso del fabricante (los selladores para piedra se pueden comprar en la mayoría de los centros para mejoras del hogar).
     
Limpieza localizada de mármol y piedra
Derrames de líquido:Absorbe el exceso de líquido con un paño blanco, limpio y seco.  Rocía el área con un limpiador para mármol o con agua tibia y limpia.
Derrames de comida: Remueve la comida con un artículo no abrasivo, por ejemplo, una cuchara de plástico. Limpia con un paño blanco limpio. Rocía el área con un limpiador para mármol y limpia.
 
Tapetes
¿Cómo cuidar tu tapete de Ashley HomeStore? Dependerá del material del que esté hecho. Algunos tapetes se pueden limpiar de forma localizada. Otros, como los tapetes de lana o de polipropileno, deben limpiarse en seco únicamente. Consulta las instrucciones de limpieza en la etiqueta ubicada en un extremo, debajo de tu tapete, para los mejores resultados.
 
Cómo cuidar las tapetes:
  • Pasa la aspiradora sobre la tapete periódicamente usando el nivel mínimo de succión para evitar deshilachar los flecos.
  • Rota el tapete periódicamente para distribuir el desgaste de manera uniforme.
  • De ser posible, realiza una limpieza profesional una vez por año para remover las manchas.
 
Limpieza localizada de las tapetes:
  • Primero, consulta las instrucciones de limpieza en la etiqueta en la parte inferior de tu tapete para verificar si se puede realizar la limpieza localizada.
  • En caso de derrames, limpia con un paño blanco limpio y absorbente. No frotes. Muchas manchas se pueden remover aplicando agua carbonatada y una pequeña cantidad de detergente para limpiar tapetes.
  • Para remover cera de vela, coloca papel secante o una bolsa de papel madera sobre la mancha. Coloca la plancha caliente sobre el secante (muévela constantemente y no la dejes quieta en un solo sitio). Espere unos minutos hasta que el secante absorba la cera. Repite si es necesario.
  • Para remover chicle, coloca cubos de hielo sobre la mancha. Espera hasta que el chicle pierda resistencia y se pueda quitar fácilmente. Usa un quitamanchas para quitar los últimos restos de chicle. Humedece la mancha con un paño empapado en vinagre o alcohol.
  • Para remover manchas de tinta, humedece con fijador en aerosol para el cabello. Deje secar. Limpie suavemente con una solución de agua y vinagre.
 
Colchones
Puedes descansar tranquilo porque los colchones Ashley-Sleep® no requieren demasiado cuidado ni mantenimiento. Para empezar, todos los colchones Ashley-Sleep están diseñados para no tener que rotarlos, ¿¡no es un alivio!?
 
Cómo cuidar tu colchón
  • Para mantener limpio tu colchón Ashley-Sleep, se recomienda usar un protector de colchón que permita el flujo de aire y la disipación del calor. Ashley-Sleep no recomienda el uso de protectores acolchados para colchón dado que modificarán la textura y la sensación del colchón que elegiste en la tienda. Además, pueden impedir la disipación del calor.
  • No apliques ningún tipo de líquido para limpieza en seco sobre tu colchón. Estos productos pueden afectar parcialmente los materiales del tapizado y el confort.
  • El único método de limpieza recomendado es el uso de aspiradora. Si necesitas limpiar una mancha, usa un jabón suave y agua fría y deja secar el colchón completamente al aire libre.
  • Recuérdales a los niños que no salten sobre el colchón Ashley-Sleep para evitar que se rompan los materiales y la estructura interna